Pico Montardo (2.833 m) desde el Refugio Ventosa i Calvell y bajando por la Restanca (septiembre 2005)

El Montardo (2.833 m) es la montaña más conocida de la Vall d’Aran. Perfecto mirador de toda la zona con lagos,paisaje y vistas espectaculares. Está entre el valle de Arán y el Parque Nacional de Aigüestortes y sobre el refugio de La Restanca.

El grupo de “Pico a Pico” (club Peña Guara) en la cumbre.
(Pincha en la imagen para ver más de la excursión)

ITINERARIO
Un poco antes de entrar en el Parque Nacional de Aigüestortes, el autobús ya no pudo pasar (aquí hubiera venido bien un micro-microbús) y nos apeamos para comenzar la aproximación al refugio Ventosa i Cambell. Por un sendero entre hierba y grandes bloques con sus presas manchadas de magnesio, huella dejada por los escaladores deportivos que frecuentan esta zona de escalada, llegamos al pie de la presa de Caballers que escalamos hasta lo alto por unas viejas escaleras.
El camino continúa por la orilla derecha de este lago represado (aquí hay que llamarlos Estanys) que este año tan seco todavía se mantiene lleno a rebosar. La verdad es que en toda la excursión no se vieron signos de sequía por ningún lado, los Estanys estaban repletos de aguas azules y los arroyos fluían por doquier como en los mejores años.
Al final del lago llegamos a un valle en forma de “U” perfecta, vestigio de otros tiempos en que estas montañas estaban siendo modeladas por la acción de los glaciares. Un sendero bien marcado y señalizado nos condujo hasta el pequeño refugio Ventosa i Cambell, a 2.200 metros de altitud, sobre el pequeño Estany Nere. A nuestro alrededor las cumbres de los Besiberris, el Pa de Sucre, las Agujas de Travessani y la Punta Alta, todo formando un paisaje armonioso y verde en que los negros nubarrones que en ese momento amenazaban con soltar algún chaparrón, contribuían a realzar la belleza del entorno jugando con los rayos del sol.
Ya habíamos estado otras veces en este acogedor refugio donde el trato es amable y la comida buena y abundante. Solo por poner alguna pequeña pega, las cartas están más sobadas que “el culo una bota”, no disponen de menú para vegetarianos estrictos y los ratones no tienen respeto por lo ajeno. Por cierto, podemos afirmar con rotundidad que a los ratones les encanta el chorizo. El refugio estaba lleno a rebosar, muchos grupos hacen un recorrido por todos los refugios del parque, nueve en total, que se conoce como Carros de Fuego (bueno, en realidad se conoce como Carros de Foc) y en cada refugio dan credenciales para poder acreditar que se ha hecho la travesía que puede durar hasta nueve días aunque los hay que la hacen en uno solo.
El domingo, sin madrugar demasiado, emprendemos la ascensión después de desayunar. El camino asciende suavemente en dirección al Estany de Travessani justo debajo de la agujas de Travessani. Al fondo del valle, en dirección norte, la cumbre del Montardo al que nos dirigimos, cierra este paisaje de prados y de lagos por el que serpentea el camino sin apenas ganar altura. En el Estany des Monges, muy cerca del collado del Coret d’Oelhacrestada, el camino se encarama, siempre bien marcado, sin grandes pendientes y por canchales entremezclados con la pradera, en dirección a la cumbre del Montardo.
Dos horas y media después de salir del refugio llegamos a la cima de esta montaña desde la que disfrutamos de una expléndida vista que se estiende desde las desconocidas montañas catalanas del este, hasta los Besiberris, las Maladetas, el Perdiguero, el Maupas, . y, al fondo, asomando entre todas, el Gran Bachimala. Al norte las pistas de Baqueira y bajo la cima, el valle de Arties donde terminará nuestra travesía. El día es buenísimo, apenas alguna nube en el cielo y una temperatura agradable, todo ideal para estar un buen rato disfrutando de la cima.
Comemos un poco, hacemos algunas fotos y cuatro risas y reemprendemos la excursión descendiendo al Coret d’Oelhacrestada para, desde allí, seguir en dirección al refugio de La Restanca, viejo caserón resto de las obras de construcción de la presa del mismo nombre que recibe las aguas procedentes del Estany de Mar que llegan hasta ella formando un vistoso arroyo de abundantes y espumosas aguas blancas. Desde lo alto, el lago de La Restanca nos llama la atención por sus tonalidades azul-turquesas y porque es el único lago con síntomas de sequía, por alguna razón que desconocemos está medio vacío.
Desde el refugio, un bonito camino entre el bosque de abetos, tejos y servales que crecen entre helechos, musgos y amanitas, todo en un ambiente húmedo muy propio de la vertiente norte del Pirineo donde nos encontramos, no lleva al fondo del valle y conecta con una pista forestal que tenemos que recorrer caminando. Al final de la pista, cuando llegamos a la parte asfaltada donde hay una casilla de información del parque en la que una pareja de jovenachos se aburren sin remedio, decidimos contratar los servicios de un taxi para que, por dos euros por cabeza, nos lleve hasta Arties. Son seis kilómetros de carretera, aquí ya hace bastante calor y llevamos más de cuatro horas desde que hemos dejado la cumbre del Montardo, en fin, que todos estamos de acuerdo en que son dos euros muy bien empleados.
En Arties nos espera en autobús y después de reponer fuerzas en un bar cercano, y mientras contemplamos el, desde aquí emblemático, Montardo damos por terminada esta excursión en la que hemos cruzado de sur a norte el Parque Nacional de Aigüestortes. Habrá que volver a estas bonitas montañas, tal vez sea una buena idea inventarnos alguna excursión para atravesar de nuevo el parque pero de oeste a este. Ya veremos qué se nos ocurre.
(Lorenzo Ortas – Portal Peña Guara – Pico a Pico)

DESNIVELES
1º Día
Desde el autobus al Embalse de Caballers (1.783 m): 200 m (3/4 de hora).
Desde Caballers hasta Refugio de Ventosa i Cambell (2.215 m): 432 m (1 hora y 3/4)
Total subida: 2 horas y media.
2º Día
Desde el refugio a la cumbre del Montardo (2.833 m): 618 m (2 horas).
Bajada desde el Montardo hasta Estany de la Restanca (2.000): 833 m (2 horas y media).
Bajada desde La Restanca hasta la pista de Arties (1.400 m): 600 m (1 hora y media)
Horario subida 2º día: 4 horas y media.
Horario total bajada: 6 horas.

PLANOS DE LOCALIZACIÓN

Anuncios

Acerca de Miguel Vaquero Herrera

Profesor de Secundaria, IES "Miguel Catalán" Zaragoza. Coordinador Plan de convivencia. Aficionado a la montaña y la informática. mfvaquero@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Cumbres 2005. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s